Cocina con electricidad

Cocinar con aparatos eléctricos no era nada habitual en mi casa cuando era pequeño. La cocina era de gas o se hacían paellas o barbacoas a fuego.

En cambio, cuando estuve viviendo en Países Bajos, descubrí un electrodoméstico que, en la zona del sur, muchas familias tenían en sus casas para celebrar comidas y cenas un poco más especiales.

En la zona de Maastricht, le llaman ‘Gourmet’ o ‘raclette’, como el queso suizo. Básicamente es una plancha eléctrica de dos pisos. La parte superior es la propia plancha con dos superficies, una lisa y una ondulada para poder cocinar verduras, pan, pescado o carne con diferentes resultados.

Por estos lares, seguramente por la influencia francesa, la fondue, también eéctrica, era bastante utilizada y, supongo que por falta de cultura gastronómica tan rica como la mediterránea, muchas familias cocinan con planchas, grills y otros electrodomésticos que, a pesar de ser un enamorado de la cocina a fuego, debo admitir que en algunas situaciones son muy útiles e incluso permiten comidas y cenas diferentes e interesantes.

Aquí encontrarás una guía de compra de aquellas que, pasado el tiempo, estoy volviendo a adquirir.

1. La mejor Raclette: comparativa.

Raclette Cecotec