Qué pasapurés comprar: ¿Merecen la pena?


Larga vida a los pasapurés. Ya os decía en el post sobre las prensas de ajos, uno de mis indispensables de la cocina, que otro de ellos era el pasapurés.

En este post quiero compartir mi experiencia de búsqueda para ayudarte en tomar una decisión a la hora de elegir el que mejor se ajuste a tus necesidades.

¿PASAPURÉS O BATIDORA?

En realidad tanto los pasapurés como las batidoras son utensilios muy versátiles y, a la hora de la verdad, básicamente intercambiables en el uso.

La mayor diferencia está en la textura del puré. Con los pasapurés queda un resultado más natural ya que la batidora introduce aire al triturar los alimentos.

De todas formas, yo tengo tres pasapurés diferentes: uno lo uso para hacer salsas, como la de tomate, y los otros dos para triturar patatas y otras verduras cuando hago puré.

La batidora, en cambio, la utilizo para preparar cremas de verduras, un poco más líquidas, y en mayor cantidad.

¿Qué hay que tener en cuenta?

En mi opinión, como en el resto de utensilios, la primera cosa a tener en cuenta es saber qué uso le vas a dar y si lo vas a necesitar.

Una vez tengas claro, recomiendo que el pasapurés sea metálico, a ser posible de acero inoxidable, ya que no cogerá color y además, suelen ser más fáciles de limpiar y duraderos.


-TIPOS DE PASAPURÉS:

-Pasapurés Manual:

El pasapurés clásico. El mejor es de acero inoxidable y con discos de diferente tamaño para conseguir diversas texturas.

-Pasapurés Eléctrico:

Existen pero no es un electrodoméstico que recomiendo por su poca utilidad. Para invertir en uno de ellos, te recomiendo mirar antes un robot de cocina o una máquina de hacer sopas. Spoiler: echa un ojo al exprimidor de tomates de Imperia.

-Prensapatatas:

Otro de los utensilios que no pueden faltar en casa. Básicamente hay dos modelos: el de mango y el de pinza. Yo tengo uno de cada y son muy complementarios.

Cuando hago puré de patata o batata los uso ambos.

-Batidora pasapurés:

Hay muchas batidoras de mano que incluyen entre sus complementos un pasapurés. Como ya conté en el post de las batidoras, yo prefiero una batidora simple ya que me parece un gasto extra en un utensilio que no voy a utilizar.

-Chino:

Aunque es más un colador que un pasapurés, lo comento aquí porque, aunque yo lo uso poco, es de los utensilios que, costando relativamente poco, merece la pena tener en la cocina. Sobre todo en verano si haces gazpacho.


Mejores pasapurés manuales.


ANÁLISIS

Pasapurés Oxo, link de compra

Muy buen pasapurés calidad-precio. Con tres discos intercambiables.

Puede colocarse sobre ollas de de hasta 28cm y las patas son antideslizantes.

Tiene capacidad también para mantener unos 2 litros de puré dentro de él. 

Al igual que la prensa de ajos de OXO, es una buena compra, aunque no he encontrado la certificación de acero inoxidable, así que sécalo bien después del lavado para evitar sustos.

Pasapurés Rosle, link de compra

Me parece de los pasapurés de mayor calidad más que nada por el material. Está fabricado en acero inoxidable 18/10.

Viene con dos discos de 1 y 3 mm pero Rostle también vende más de diversos tamaños de hasta 8mm.

Lo peor de este pasapurés es su precio en comparación con el resto.

Pasapures Moulinex, link de compra

Meto este pasapurés en la lista porque he encontrado muchas personas a favor de él, que lo encuentran el mejor del mercado y otros que se lamentan. Respecto a Moulinex, tengo una relación amor-odio: hay productos que me han encantado y otros que me han defraudado.

Por eso lo meto aquí, porque si te va bien con sus productos, ¡adelante!.

Viene con dos discos y tiene un diámetro de 24 cm. Está hecho en acero inoxidable pero al igual que el OXO, por la textura y apariencia, no estoy del todo seguro.

-Pasapurés eléctrico:

Pasapures electrico Ariete, link de compra

El único que me ha llamado la atención como ‘pasapurés’ debido a que tiene un cierto número de ventas y algunas opiniones muy buenas. Así que puedes echarle un ojo y decidir si te convence.

Pero te digo que para la inversión, mejor uno manual o un robot de cocina si tienes problemas con los manuales.

Exprimidor de tomates Imperia, kink de compra

Esta máquina la incluyo en la lista porque si lo que necesitas es triturar muchos tomates, esta es tu máquina. A pesar de la inversión, merece 100% la pena.

Empezando por la marca, Imperia. Un sinónimo de calidad. Yo tengo en casa su máquina de pasta que era de la madre de mi pareja y sigue funcionando perfectamente.

Un día tengo que escribir un artículo de oda a esta máquina de pasta, porque me tiene rendido.

El exprimidor está hecho con materiales de calidad. El gusano rota a una velocidad de 110 RPM, casi como un extractor, lo que permite conservar las enzimas del tomate.

Aunque nunca lo he usado a máxima capacidad, según la marca permite exprimir hasta 150 kg a la hora.

La única pega que le pongo es el ruido, pero es soportable. Y también que le falta un poco de altura para poner algunos recipientes lo que se soluciona poniéndola en el borde del fregadero, por ejemplo.

máquina de sopa moulinex, link de compra

Dentro del apartado de utensilios eléctricos destaco también la máquina de sopas de Moulinex. Uno de los productos de la marca que me satisfacen por su utilidad, facilidad de uso y de limpieza.

Es un pequeño electrodoméstico de 980W que permite hacer sopas, cremas e incluso gazpacho en poco tiempo y de manera fácil siguiendo las instrucciones de cada programa.

Recuerda que debes pelar y cortar las verduras antes sino, la potencia no le da.

Mejores prensadores de patatas.


Como decía al principio, los prensadores de patatas son otro de los utensilios que considero indispensables aunque no les des mucho uso.

Son prácticos, cómodos y fáciles de usar y en general de limpiar. También son duraderos, sobre todo si los usas con alimentos no muy duros y los secas después de lavar.


Mi preferido. Prensador de patatas de mango con una buena relación calidad-precio y duradero. Viene con tres discos intercambiables.

Como en algunos otros productos de acero inoxidable, no me deja del todo convencido, pero secándolo después de cada lavado, a mi no me ha dado problema.

Pongo los dos juntos porque ambos son una buena elección que dependerá en cuál te resulta más cómodo de usar. Básicamente es la única diferencia.

Son muy prácticos y cómodos al usar, con una mango de silicona y base de acero inoxidable.

Sii lo que necesitas es un complemento para mover suavemente las patatas una vez trituradas para mezclar con la mantequilla, por ejemplo, lo que te recomiendo es una lengua de cocina.

lengua de cocina, link de compra

Muy útil para conseguir texturas más suaves y ligeras como en el parmentier.

Asar castañas en casa es fácil.

COMO ASAR CASTAÑAS EN CASA:

Si algo bueno tiene el otoño, además de los colores que se pueden apreciar en los árboles, son las castañas y lo mejor de ellas es que la temporada se alarga hasta finales del invierno.

En España el cultivo de castañas se concentra sobre todo en el norte y noroeste de la península, donde las condiciones climáticas y de humedad son propicias para el castaño.

Galicia y la comarca del Bierzo, en León, son dos de las áreas de mayor producción aunque también existen ciertas áreas en el resto de la península donde se cultivan, como en Asturias, Catalunya, Extremadura y Andalucía.

Quiero destacar las fiestas de la cosecha o Amagüestu en Asturias, pura diversión.

Pero al meollo: asar castañas en casa es muy fácil. Lo mejor, obviamente, es cocinarlas al fuego de leña con una sartén castañera, pero afortunadamente también es posible conseguir un buen sabor cocinándolas en la cocina, al horno o al microondas. Aquí te explico como:


Primer paso:

Lo primero que hay que hacer al cocinar castañas, da igual qué medio utilices, es lavarlas, secarlas y hacerles un corte profundo en una de las caras. Tradicionalmente en forma de cruz o también puedes quitar un pedacito de un lateral. Así se evitará que exploten y ayuda a que se cocinen mejor. Ves con cuidado porque la piel es dura y puedes cortarte tú.

Para pelarlas fácilmente el truco es envolverlas en un paño de cocina por unos 15 minutos.

-ASAR CASTAÑAS EN AIR FREIDORA DE AIRE:


Freidora de aire Cosori, link de compra Amazon


Últimamente me estoy flipando con la freidora de aire. Aunque al principio era un poco escéptico, me han convencido del todo.

En el caso de asar las castañas, la procedura es casi la misma que en el horno. Solo que se tarda menos y el resultado es casi casi el mismo, sino mejor.

Dependiendo el modelo de freidora de aire que tengas y la cantidad de castañas, los parámetros de temperatura y tiempo pueden variar.

Yo con la mía, unos 200 gramos de castañas los hago a 180º/200ª, en unos 10/15 minutos, abriendo una vez a mitad tiempo para comprobar la cocción, sacudir las castañas para moverlas un poco y ajustar temperatura/tiempo si hiciera falta.

-ASAR CASTAÑAS EN HORNO:

Ya sea en horno eléctrico o de gas, cocinar las castañas en el horno es muy fácil y además deja muy buen sabor, casi como cocinadas al fuego.

  • Primero debes dejar las castañas en remojo en un bol. Lo recomendado es alrededor de una hora pero con unos 40 minutos puede ser bastante.
  • Mientras tanto, precalienta el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.
  • Luego de secarlas, haz el corte y ponlas en la bandeja de horno. Espera unos 25 minutos, envuélvelas en un trapo y cuando se enfríen, listas para pelar y comer.


-ASAR CASTAÑAS EN MICROONDAS:

Claramente la opción más rápida y limpia de cocinar las castañas. Aunque personalmente no me acaba el sabor si lo comparo con cocinarlas al fuego, muchas veces utilizo este sistema cuando no tengo mucho tiempo o para cocinarlas y usarlas en otras recetas.


-ASAR CASTAÑAS EN INDUCCIÓN O VITRO:

Tanto en cocina de inducción o vitrocerámica es igual de fácil que con la cocina de gas solo que tardrá un poco más de tiempo y el sabor difiere un poco.

Lo bueno es que puedes usar una sartén cualquiera para asarlas aunque te recomiendo que uses una vieja ya que se estropeará.

La mejor opción, como en el fuego, es puedes comprar una sartén especial para asar castañas en cocina eléctrica, que también son económicas y las castañas quedan mejor.



-ASAR CASTAÑAS EN COCINA DE GAS:

Para mi la mejor alternativa si no tienes chimenea en casa. La preparación es sencilla pero ten en cuenta que necesitarás una sartén castañera. Abajo te muestro las mejores opciones.

Después de hacerles el corte ponlas en la sartén al fuego medio y ves moviéndolas hasta que se tueste la piel del todo. En total serán 20 o 25 minutos.


Las mejores sartenes castañeras

Recomiendo tener una sartén para asar castañas porque son baratas, una vez la tienes, le das mucho uso y porque, en sartén normal, al fuego, no llegan a cocinarse del todo bien. Aquí tienes un listado de las mejores que puedes encontrar.

ANÁLISIS:

Sarten Castañera Kitchen Craft link de compra

La sartén castañera de Kitchen Craft es una sartén de 27 cm de acero al carbono y mango de madera para evitar quemarse, perfecta para usar en cocina de gas.

También puede utilizarse en vitrocerámica pero te recomiendo que la uses con un difusor de calor como el que recomiendo para las cafeteras italianas. Por supuesto, en inducción no funcionará sin el difusor.

Si no usas difusor, puedes rallar la vitrocerámica con las castañas y/o los bordes de los agujeros.

El grosor de la sartén me produce dudas ya que es posible que se doble con el calor y quede inutilizable aunque cabe destacar que las mayores quejas del producto son que los agujeros son demasiado grandes, por lo que hay que mover bien mientras se asa para que no se quemen las castañas o rayen la vitrocerámica.

En definitiva, por las dudas que me provoca y por el precio, no la recomiendo como primera opción. Aunque merecía ser comentada porque, al fin y al cabo, es una de las más vendidas.


Sartén Flores Cortés: muy económica.

Sarten Castañera Flores Cortes, link de compra

La sartén para asar castañas de Flores Cortes cumple perfectamente su función y, por el precio que tiene, merece ser comentada.

Mide 24,5cm, es de hierro y bastante honda, lo que va bien para remover las castañas.

Es muy útil en fuego o gas pero ten cuidado al lavarla, al ser de hierro se puede oxidar fácilmente pero para mantenerla más tiempo puedes hacer como con las paellas.

Recomiendo usar unos guantes de barbacoa o horno porque el mando puede calentarse y quemar.

En definitiva, merece la pena echarle un ojo y adquirirla si no tienes muchas pretensiones. Seguramente sólo te dure una temporada de castañas pero por el precio que tiene es asequible económicamente y bien cuidada, puede que dure más.



Sartenes Garcima: buena calidad-precio.

Sarten para asar castañas Garcima, link de compra.

Garcima tiene varias sartenes especiales para asar castaña, de diferente tamaño, las cuales tienen una muy buena relación calidad-precio.

Al igual que la sartén anterior, son sartenes diseñadas para el uso en fuego o gas y su mantenimiento es también parecido al de las paellas para que dure más tiempo.

Ten cuidado que el mango se calienta y sin un mantenimiento adecuado, se oxidará.



Sartén Algon: una buena alternativa.

Sarten para asar castañas Algon, link de compra

Una buena alternativa de sartén castañera si el resto no te convencen. Yo la comparo directamente en prestaciones y precio con las Garcima ya que son muy parecidas.

Si la vas a usar en vitrocerámica ten cuidado con los agujeros y las castañas para evitar que se raye. 

En la descripción del producto pone que es acero inoxidable pero no lo es, si la lavas y no la secas, se te oxidará.



Sarten Castañera La Estrella, link de compra

Para mi la mejor sartén castañera del elenco. Este modelo es de acero aleado y mide unos 20cm de base y 27 de diámetro.

La calidad del material se nota en el tacto y en la durabilidad. Es perfecta para gas pero no la uses en inducción sin un difusor, puede estropearte la placa.

Respecto al precio, sólo un poco más cara que el resto pero a mi me merece la inversión.


Sartén Taliani Ferro: la mejor para chimenea o brasas.

Si tienes chimenea, te recomiendo esta sartén para asar castañas. Aunque no es una sartén al uso sino más bien un ‘asador’ de castañas. Fabricada en Italia por Taliani Ferro, una empresa experta en acero y metales la calidad se siente y aguanta el calor perfectamente. La longitud del mango es suficiente para no quemarte, así que no necesitas guantes para manejarla.

Eso sí, controla las castañas y dale la vuelta para que no se te quemen.

El precio es más elevado que el resto de sartenes pero no tanto más. He visto en Amazon modelos iguales, como ESTE vendidos por otros distribuidores a precio mucho más alto. Si navegas por internet buscando otras ofertas, fíjate bien en el fabricante.


Complemento: guantes de barbacoa

Algunas de las sartenes para asar castañas se suelen calentar mucho, incluso el mango lo que puede provocar quemaduras y lesiones.

En el restaurante donde trabajo tenemos estos guantes para el horno, barbacoa y sartenes de hierro y he de decir que funcionan de maravilla. Dan seguridad y permite trabajar con más calma sabiendo que no te vas a quemar.

Aunque ves con cuidado que no son ignifugos ni impermeables, te puedes quemar si los usas mucho tiempo a muy altas temperaturas o si te cae líquido o vapor. Pero úsandolos con un poco de cabeza, no tendrás problema.

Para sartenes de hierro o si te gusta hacer barbacoas o cocinar al horno, te los recomiendo sin dudar.

El arroz: tipos y usos. Valencia y la Albufera.

Planta del arroz


El arroz es la base de la dieta de millones de personas en todo el mundo. Cultivado en zonas húmedas, es el segundo cereal más cultivado del planeta con unas 40 mil variedades.

Para clasificar lo diferentes tipos, la mayor cantidad de variedades se agrupan según el tamaño del grano. Así tenemos arroz de grano largo, corto y medio.

NOTA: Puedes clicar en la mayoría de tipos para saber un poco más.

 

ARROZ LARGO:

Las variedades más conocidas de este tipo de arroz son las conocidas como índica: basmati, jazmín o ferrini.

Es un arroz con un 20% de almidón en su composición que después de cocerse resulta en granos sueltos, firmes y elásticos.

También son arroces de grano largo los arroces aromáticos como el jazmín o el thai, muy usado en platos de Asia y en el arroz pilaf turco.

Otra variedad de arroz largo, poco conocida en Europa, es el arroz Morelos, cultivado en México. También se incluye en esta familia el arroz salvaje, aunque en realidad procede de una planta muy parecida y no es exactamente arroz.

ARROZ CORTO:

Son arroces de granos con forma esférica que una vez cocidos se adhieren a sí mismos fácilmente. Este tipo de arroz es el utilizado para hacer sushi entre otros platos conocidos.

Entre las variedades más comunes de arroz corto son el Arborio o el Vialone Nano: ambas muy usadas para cocinar risotto.

 

ARROZ MEDIO:

Es un tipo de grano con un 15% de almidón que, al cocerlo, se vuelve blando y pegajoso y absorbe muy bien el caldo o líquido sin, o muy difícilmente, llegar a romperse (estallar, decimos en Valencia).

Variedades muy conocidas son el arroz Carnaroli o Maratelli, de origen italiano, muy usados para arroces melosos, otros más secos tipo paella. Sobre todo el segundo que ofrece una gran resistencia a la sobrecocción y es, por tanto, muy usado en hostelería.

Aunque para hablar de paellas y otros arroces secos en paella, la variedad estrella sigue siendo el arroz Bomba, sobre todo en la zona de Valencia, el reino de la paella (entre otros).

OTROS TIPOS DE ARROZ:

ARROZ GLUTINOSO:

Es una variedad donde destaca el arroz de Mochi, muy utilizado para hacer postres, sobre todo en la cocina asiática, por su consistencia pegajosa al cocerlo.

 

ARROZ VAPORIZADO:

Es un tipo de arroz tratado para quitarle una parte de su almidón y evitar que se pegue. Suele utilizarse en algunos arroces caldosos.

 

ARROZ PIGMENTADO:

Estos son un tipo de arroz coloreado que, a su vez, dan parte del color al caldo y al plato cocinado.

Dos ejemplos muy típicos son el arroz ‘parabolizado’ o arroz ‘oro’ que tiñe de color dorado el guiso o también el más conocido, riso Venere italiano: un arroz negruzco que da un color tinto oscuro. Muy utilizado en platos de marisco y pescado pero también muy rico para hacer ensaladas.

 

ARROZ INTEGRAL:

El arroz integral no es una variedad en sí misma. Cualquier tipo de arroz es integral si se mantiene el salvado, es decir, la cubierta exterior.

El arroz integral tarda bastante más en cocerse pero, en cambio, conserva más fibra y algunas propiedades organolépticas que el arroz blanco.



ARROZ EN EUROPA: L’albufera y la Denominación de origen Valencia.

 

En Europa se cultiva arroz en diferentes partes, como el Piemonte italiano y la desembocadura del Po y, dentro de España, son conocidos los campos del Guadalquivir en Sevilla y sobre todo en Tarragona en el delta del Ebro.

Merece la pena comentar el Arroz Marisma, cultivado en el Guadalquivir y el Delta del Ebro, con unas características muy parecidas al Carnaroli italiano.

Pero entre todos ellos, igual porque me crié en la zona, el arroz de Valencia es uno de los más conocidos, además de ser la cuna del plato tradicional, paella, entre otros igual de típicos y apreciados como el all-i-pebre de anguila.

L’albufera es un lago al sur de la ciudad de Valencia, declarado parque natural desde 1986, y tierra de cultivo del arroz desde que los árabes introdujeron la planta entre el siglo VIII y X.

Actualmente hay unas 17500 hectáreas cultivadas con diversas variedades bajo la Denominación de Origen Arròs de València.

Entre las variedades más comunes y usadas en los diferentes arroces valencianos, además del ya mencionado arroz bomba, cabe mencionar las siguientes:

Arroz Sénia: este tipo de arroz, con gran capacidad de absorción y de resultado pegajoso, ha sido utilizado para cruzar con otras variedades, creando a su vez, nuevas subvariedades

Arroz Albufera: una variedad de grano corto creada por el cruce de arroz Bomba y Sénia. Cada vez más utilizado para cocinar arroces secos y melosos.

Arroz J. Sendra: un arroz con gran capacidad de absorción de caldo y de sabor pero con el riesgo de que estalle si se sobrecocina. Sigue siendo de los más utilizados en las paellas junto al bomba.


CURIOSIDADES DE VALENCIA:

 

El cultivo del arroz es anual. Merece mucho la pena acercarse a la marjal de l’albufera en verano cuando el arroz está crecido pero también cuando los campos se inundan para proteger la tierra, primero, y para plantar el arroz, después. Las imágenes de mar infinito y los atardeceres son espectaculares.

Y, si pasáis por la zona, visitad el pueblo de el Palmar para dar un paseo en barca y, si os apetece, puedo recomendar este restaurante, en medio de los campos. No me llevo nada por promocionarlos, pero siempre que he ido, he comido genial. Si pasáis, espero que tengáis también una buena experiencia.

 

El arroz, crecido.

Campos de arroz en l'Albufera.

Campos de arroz inundados.

Por último, aquí puedes ver un artículo, un poco exagerado, sobre el ritual que supone hacer una paella en Valencia ciudad y las comarcas de alrededor.

Por fortuna, en muchas familias ya no es tan machista la situación (en mi casa, mi abuela era la matriarca y paellera). Y, además, hay diferentes comarcas donde los ingredientes cambian. Eso sí: NUNCA se mezcla carne y pescado.

Ahora que ya sabes más sobre el arroz, AQUI puedes ver una guía para saber qué paella (no paellera :p ), comprar.

Paella valenciana con arroz bomba

La historia del café: de la leyenda de Kaldi al Siglo XXI

Historia del café

 

La historia del café tiene un origen desconocido hasta la fecha. Lo que sí sabemos es que esta bebida era ya una de las más consumidas en el mundo cuando a finales del s.XX se produjo lo que se conoce como tercera ola. Un viaje por la Historia desde Etiopía de la mano de un pastor de cabras llamado Kaldi… ¿o tal vez no?

 

HISTORIA DEL CAFÉ: del origen al siglo XVII.

origen del café, molinillo manual

A pesar de la popularidad de la que goza el café, el origen de cómo el ser humano empezó a consumirlo es aún un misterio. Es posible que hayas leído o oído la leyenda del pastor Kaldi, el pastor etíope que descubrió las propiedades estimulantes de los frutos del café al ver cómo sus cabras se alteraban al comerlos. Esta historia se popularizó a partir de escribirse en 1671 y, como se suele decir, se non è vero è ben trovato.

Se cree que se empezó a consumir café en algún lugar de Etiopía sobre el siglo XII aunque en la actualidad no sabemos qué pueblos y con qué propósitos. Etimológicamente se señala el origen en el reino de Kaffa, en la actual Etiopía, donde la planta del café (cafeto) se llama bunn o bunna. La palabra café proviene del italiano, que adaptó la palabra del turco “kahve” proveniente del árabe “qahwa” que deriva de qahhwat al-bun (planta de café).

 

-Arabia y Europa: siglos XV-XVII, se descubre el tueste:

Desde la región etíope de Abisinia se extendió durante el siglo XV por Egipto y Yemen, cuya cuidad portuaria de Moca fue el mayor mercado de café entre los siglos XV y XVII y que da su nombre a un tipo de café y la cafetera moka. Los granos empezaron a tostarse de una forma muy similar a la actual y, en el siglo XVI, el café ya se había extendido por arabia, medio oriente, Persia y Turquía.

Se tiene constancia de que la primera cafetería se abrió en Constantinopla (Estambul) en 1475. La primera referencia escrita en Europa Occidental la encontramos en 1583 en el libro del médico y botánico alemán Leónard Rauwolf que conoció la planta y la bebida en uno de sus viajes.

Desde el inicio, los diferentes territorios islámicos prohibieron la exportación de café fértil a los países cristianos para mantener el monopolio del comercio. El café llegó a Europa a través de los mercaderes venecianos a principios de 1600 y pronto se extendió por todo el continente. En 1611 los holandeses consiguieron hacerse con unas cepas fértiles que cultivaron en invernaderos haciendo posible su cultivo en las colonias.

Mapa mundi: siglo XVIII

-Cafeterías en Europa y expansión en todo el mundo.

Mientras que en el mundo islámico empezaron a abrirse cafeterías a partir de 1500, Europa tuvo que esperar hasta 1645 para tener la primera cafetería, situada en Venezia; poco después en 1652 se abrió la primera en Londres, 1659 Marsella y 1675 Amsterdam. Un par de años antes, en 1650, un peregrino que volvía de La Meca, llevó consigo unas plantas de café a la India cuyas plantas descendientes siguen produciendo café hoy en día.

En 1686 un siciliano llamado Franceso Procopio abre en París el café Procope donde se inventó una nueva forma de preparación: hace pasar agua hirviendo por un filtro con café molido. Como era de esperar, las potencias europeas empezaron a llevar plantas y granos fértiles de café a sus colonias durante el último tercio del siglo XVII. En lo que hoy son los Estados Unidos hay referencias de cafeterías a partir de 1689, siendo Boston una de las ciudades donde el café tendría un papel especial en el preludio de la Guerra de la Indepencia americana del Imperio Británico.

 

El caso de la aseguradora Lloyds de Londres.

El mercado de seguros Lloyd’s de Londres, uno de los más importantes del mundo, tuvo su origen en 1688 cuando Edward Lloyd fundó una cafetería cerca del río Tamesis. Esta cafetería empezó a ser frecuentada por hombres relacionados con el mar y el transporte marítimo. En aquella época no existían los seguros y el señor Lloyds impulsó un sistema de confianza y seguridad entre negociantes que dio vida a los primeros seguros marítimos.

-Viena, el café vienés y el origen del cappuccino.

Otro caso curioso en Europa es el de la introducción del café como consecuencia de la conocida como Batalla de Viena. En 1683 Viena fue asediada por un gran ejército turco. Esto provocó que una coalición cristiana comandada por el Rey de Polonia acudiera al rescate de la ciudad. Cuenta la leyenda que los otomanos al perder la batalla huyeron dejando atrás sacos de café, muy apreciado por ellos pero desconocido por los vencedores. A partir de ahí las historias difieren un poco.

Jerzy_Franciszek_Kulczycki
fuente: wikipedia
Por un lado tenemos la de Jerzy Franciszek Kulczycky: un soldado polaco, traductor y mercader que conocía el café por sus viajes el cual consiguió que el Rey de Polonia le otorgara una licencia para abrir la primera cafetería de la ciudad. Como la bebida no gustaba decidió agregar leche y azúcar. Así creó el famoso café vienés y abrió la puerta a los varios tipos de cafés con leche.
Marco d'Aviano monje italiano siglo XVII
fuente: wikipedia
Por otro lado tenemos la historia de Marco d’Aviano, un fraile capuchino, gran predicador y hábil mediador que, una vez los turcos sitiaron Viena, fue enviado por el papa Inocencio XI para conseguir unir a los cristianos en una coalición contra el invasor. Finalizada la batalla llevó los sacos de café al monasterio donde, tras comprobar la amargura de la bebida, decidió añadir leche y miel para suavizarla. El color de esta mezcla recordaba al color de los hábitos de los monjes capuchinos y de ahí el nombre.

Leyendas a parte, lo que parece claro es que fue en Viena donde se inició la tradición de mezclar el café con leche para suavizarlo. Como último detalle, la primera referencia al ‘’café capuchino’ se encuentra en una receta de 1790 de ‘‘kapuzinerkaffe’’ escrito por el alemán Wilhem Tissot.

Cafe vienes en la actualidad con una capa de nata montada
Café vienés en la actualidad
CURIOSIDAD: La introducción y expansión del café por Europa durante los siglos XVII y XVIII se conoce como la primera ola. En este momento el café se bebe en infusión, compartiendo espacio con otras dos bebidas que empezaban también a expandirse: el té y el chocolate.

 

S. XVIII-S. XIX: la consagración

Cafe de colombia en saco

El siglo XVIII fue el siglo de la expansión de las plantaciones de café por Indonesia, Asia y América debido a la gran cantidad de café que las metrópolis europeas reclamaban y que buscaban satisfacer con las plantaciones de sus colonias. En América del Sur el café fue introducido a través de Brasil y de ahí se llevó a otros países como Venezuela. A finales de siglo el café llegó a Colombia desde las vecinas Antillas francesas y en 1808 empezó a gestarse lo que ahora conocemos como el eje cafetero y que es una de las zonas de mayor producción de café en la actualidad. El siglo XIX termina con la invención de la cafetera espresso por parte de Angelo Moriondo, cuya primera patente data del año 1884. Moriondo mejoró su invento a lo largo de los años pero nunca la produjo a nivel industrial sino artesanalmente como reclamo para sus cafeterías.

 

S. XX: café espresso, segunda y tercera olas:

En 1901 Luigi Bezzera mejora la máquina y patenta un sistema de presión al proceso de preparación, consiguiendo producir el primer café espresso. Poco después en 1905, Desiderio Pavoni, compra la patente e inicia la producción industrial de las primeras máquinas de café espresso ‘La Pavoni’. Una cafetera de pistón cuyo modelo aún puede encontrarse y adquirise hoy en día.

 

-Segunda Guerra Mundial y el café americano:

Se dice que el café americano nació en Sicilia durante la Segunda Guerra Mundial. Los soldados americanos desplegados en Sicilia, acostumbrados al sabor de café de filtro, no toleraban el sabor más fuerte del café espresso que se bebía en Italia. Para suavizar su sabor, pedían el espresso en una taza de capuchino y lo alargaban con agua hirviendo. El café americano no tiene una buena acogida entre los más puristas, que despectivamente llaman a esta bebida “acqua sporca” (agua sucia).
Cafe americano Delta
café americano

Entra aquí para conocer los diferentes tipos de café.

 

-Del espresso a la tercera ola:

En la evolución del café durante el siglo XX tiene un papel importante Franceso Illy, fundador de Illy Café, quien se interesó en el desarrollo del café espresso y, en 1934, inventó un método de presurización para poder exportar el café tostado y café molido por todo el mundo a partir de 1939. Franceso Illy además inventó la ‘illetta’: la primera máquina de café espresso de alta presión y predecesora de las máquinas profesionales actuales.

El boom económico posterior a la Segunda Guerra Mundial fomentó la expansión del café espresso en el mundo anticipando la llegada de ‘la segunda ola’ de la industria cafetera.

Starbucks y la Segunda ola del café Segunda Ola:

Esta segunda ola empezó a gestarse a partir de 1970 cuando nace en Seattle Stabucks como empresa de venta de café y máquinas de café. Pero fue en 1985 cuando sus fundadores venden la empresa a Howard Hultz quien tuvo la idea de abrir cafeterías en EEUU al estilo tradicional italiano, basar el negocio en el café espresso e innovar con nuevas bebidas a base de café como el frappuccino. Esto supuso una revolución de la industria que llevó a una mayor exigencia y conocimiento por parte de los consumidores. Esta revolución se conoció como Segunda ola.

Cafe en cafetera expresso Tercera Ola:

Para muchos, Starbucks también fue responsable de la tercera ola. La popularización y accesibilidad de las las bebidas de café alimentó también la curiosidad de los consumidores. Hoy en día se presta atención al origen de los granos, el cultivo, tueste, blend (mezclas) y métodos de preparación.

En los últimos años ha aumentado la conciencia del cultivo y consumo del café como un arte, comparándose con el vino o el chocolate. Cultivadores ecológicos y el fair trade han mejorado las condiciones de los trabajadores en las plantaciones y la calidad de los granos. El auge de microtostadores han elevado la competencia y sabores de las mezclas e incluso ya hay quien tuesta el café verde blend (mezclas).

La especialización en el café desde el origen hasta un consumidor más experto está llevando a la industria cafetera a lo que algunos ya llaman como Cuarta Ola: ya no sólo importa el café como bebida social sino que además se estudian sus propiedades, efectos y bondades en la salud. Respecto a los granos y el origen, hay una nueva mirada a la producción sostenible en la lucha contra la deforestación y la protección de las especies de café silvestres actualmente amenazadas.

 

-El café en España:

Se tiene constancia que en España ya se bebía café en tiempos de Al-andalus. Los árabes introdujeron la tradición de beber el bunchun: una bebida muy parecida a la que s bebía en Turquía conocida como kahve. El bunchun desapareció paulatinamente con la cristianización y con la llegada de una nueva bebida procedente de la recién descubierta América: el chocolate.

El café regresó a España a mediados del siglo XVIII de la mano de los italianos que acompañaron a la nueva corte de Felipe V. El retraso con el resto de Europa no impidió a los españoles adoptar rápidamente el café como bebida social, abriendo numerosos cafés y extendiendo la producción por los territorios de América.

En la actualidad España es el país con más bares por habitante del mundo y también uno de los mayores consumidores y productores de café.

Café Torrefacto:

Cafe torrefacto español
fuente: wikipedia

El café torrefacto es el resultado de tostar los granos de café con azúcar, lo que facilita su conservación. Fue un proceso que utilizaban los mineros en América Latina y que el industrial e inventor español José Gómez Tejedor conoció en un viaje a la zona a finales del siglo XIX.

Una vez de vuelta a la Península, Gómez Tejedor adaptó la maquinaria existente de tueste para poder añadir azúcar y patentó un sistema de enfríamiento que le valió la producción en exclusiva y la fama con su primera marca: Café La Estrella. La crisis de principio del siglo, la Guerra Civil y la postguerra ayudaron a que el café torrefacto se extendiera por todo el país debido a su menor coste de producción y mayor tiempo de conservación.

Aunque su calidad es inferior al tueste natural, el café torrefacto sigue estando muy presente en la industria cafetera española. En parte por su bajo coste pero también a que nos hemos habituado a su sabor y color. Debido a la influencia de las segunda y tercera ola y de la apertura del mercado, el torrefacto está en retroceso. Aunque la mayor parte de la industria de la hostelería sigue utlilizando mezclas con diversos porcentajes de tueste natural y torrefacto.

 

Conoce las variades del café.

granos de café tostados